You are here
estetica Lo último Policiales 

Muerte en el centro de estética: denuncian casos de mala praxis

Luego de la muerte de una mujer de 37 años en un centro de estética del kilómetro 50 de Panamericana, varios pacientes del lugar confirmaron que allí funcionaba un quirófano y a la vez se conocieron más denuncias de supuestos casos de “mala praxis”: al menos tres mujeres debieron ser internadas por complicaciones. Una cuarta, por su parte, está hace casi un año con un edema en el rostro.

María del Carmen Rodríguez vivía en el vecino partido de Pilar y madre de cuatro hijos. Falleció el viernes, un día después de que en el local denominado Salud y Belleza Estética, frente al edificio Concord, le realizaran el jueves una intervención de lipoescultura, aumento mamario y de glúteos. De inmediato se encendió la alarma sobre las condiciones en las cuales se realizaban tratamientos estéticos, muchos de ellos invasivos, en este lugar.

El medio El Diario publica hoy que se contactó con dos mujeres que fueron atendidas por la directora del lugar, la médica Georgina Vidal Bianchi, y que sufrieron complicaciones severas, que incluso llegaron a poner en riesgo sus vidas, después de someterse a diversos tratamientos en ese lugar.

En julio del 2019, K (prefirió mantener su identidad en reserva), fue a realizarse una abdominoplastia, procedimiento quirúrgico complejo de reconstrucción de la pared abdominal que consiste en la eliminación del exceso de piel y de grasa con el objetivo de remodelar el abdomen, la cintura y la forma del tronco del cuerpo.

Luego de tres consultas con la profesional, se sometió a la operación en el quirófano que funciona en el lugar. Tras la intervención y después de solo tres horas de reposo, le dieron el alta y volvió a su casa.

Sin embargo – siempre de acuerdo a lo publicado por el citado medio -, al poco tiempo comenzaron las complicaciones: “me salió un forúnculo en la pierna derecha que después fue a un glúteo y terminaron saliendo cinco. Le pregunté a la médica y me dijo que podía ser por el postoperatorio. Después pasaron a ser como úlceras y drenaban, el dolor fue espantoso”, contó la mujer.

Dos meses pasaron hasta que, sin poder soportar más el dolor y viendo que Vidal Bianchi no lograba determinar qué le pasaba, decidió ir al Sanatorio de la Trinidad, donde los médicos que la atendieron decidieron internarla de inmediato.

“Estuve treinta días internada por una bacteria y tengo que tomar antibióticos durante un año. Ella nunca se hizo cargo. Los médicos que me atendieron se comunicaron y le dijeron que en el quirófano evidentemente había bacterias, que esterilice todo”, continuó K el relato. Aún hoy, siete meses después, sigue con dolores.

Tras lo que le tocó vivir, K conoció nuevos casos similares en el mismo centro de estética. Así se enteró que una mujer que se sometió al mismo tratamiento que ella debió ser internada en el Hospital Austral por serios problemas en la cadera.

Nota relacionada: UN HOMBRE INTENTÓ SUICIDARSE ARROJÁNDOSE DESDE UNA PASARELA SOBRE PANAMERICANA

Related posts

Leave a Comment