Lo último Sociedad 

Escobar recobra su mejor Tiempo

Triste era la postal de los relojes deteriorados que habían detenido sus agujas en algún indeterminado segundo del pasado. Un paisaje urbano representativo de años de abandono por parte de las sucesivas administraciones municipales.

La actual, sin embargo, ha decido restaurar y poner en valor los monumentos históricos, como parte no sólo de una política de respeto al pasado y al acervo arquitectónico, sino también del impulso al turismo como vehículo para el desarrollo del distrito.

Como resultado de esta decisión, se acaban de concluir las obras en los dos relojes públicos de la localidad de Belén: el reloj Torre, ubicado sobre la Ruta Provincial 25, y el reloj de la rotonda de César Díaz y Carlos Pellegrini.

Se trabajó en la reparación de las bocinas y el sistema de sonido, de manera tal de programarlos para que los artefactos suenen cada 15 minutos replicando el sonido del Big Ben, el reloj símbolo de la ciudad de Londres.

Personal especializado desarmó pieza por pieza para realizar una limpieza integral, arreglar los satélites que permiten el funcionamiento de ambas máquinas y cambiar los brazos de bronce, que fueron perfectamente calibrados y balanceados. También se les colocó baterías independientes, la que permiten mantener la actividad de manera autónoma durante 15 días en caso de cortes de energía.

Al mismo tiempo, se sincronizaron las cuatro caras de cada reloj y se sistematizó el mecanismo. Se efectuó el repintado de todo el exterior en color bronce en el caso del reloj Torre, y en color gris y blanco en el reloj de la rotonda de César Díaz y Pellegrini. Además, se reemplazaron las agujas y se colocaron los números faltantes.

Por último, se los iluminó con equipos led de última generación que cambia de colores por secuencias y se realizó la parquización en las bases de ambos relojes con distintas especies de flores cuyos plantines provienen del vivero municipal de Loma Verde.

El programa de restauración también se ejecutará en el reloj público de Garín ubicado en Fructuoso Díaz y Belgrano. Estos trabajos demandarán un tiempo mayor porque el artefacto fue saqueado tiempo atrás y le faltan muchas de sus piezas originales.

Entradas relacionadas

Dejar un comentario