Lo último Policiales 

Descuartizada y quemada: se conocieron detalles del macabro femicidio de María Alejandra

Los investigadores del femicidio de la mujer encontrada el sábado descuartizada y quemada en una casa la vecina localidad de Campana creen que la víctima fue asesinada de un fuerte golpe en la cabeza antes de que intentaran deshacerse del cuerpo, mientras que los tres aprehendidos por el caso serán indagados este lunes por la fiscal de la causa, informaron fuentes judiciales.

De acuerdo a una primera revisión de los médicos sobre los restos de María Alejandra Abbondanza (38), ésta presentaba un fuerte traumatismo cráneo encefálico severo como causa principal de la muerte.

Según las fuentes, los peritos creen que la mujer fue asesinada de un golpe en la cabeza como una mancuerna y luego el cuerpo fue mutilado y quemado con la intención de hacerlo desaparecer.

Por ahora siguen aprehendidos Agustín Leonel Chiminelli (24), su padre jubilado, llamado Carlos Rubén (69); y su madre Liliana Esther Sánchez (64), quien trabaja como empleada de una farmacia.

Una fuente judicial explicó a Télam que la fiscal Ana Laura Brizuela, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de Zárate-Campana, ya pidió a la Justicia de Garantías la detención formal de los tres, en principio, con la misma imputación para todos, aunque esto puede variar.

Luego de que el juez resuelva, la fiscal tiene previsto indagarlos el lunes, añadió el vocero consultado, quien aclaró que, por el momento, todo indica que no hay más implicados.

A su vez, los peritos continuaban con el análisis de unos 100 sobres con evidencias levantadas en la escena del hallazgo y otros sitios de interés para la pesquisa; así también como la descarga del contenido de los teléfonos celulares de los acusados.

En ese sentido, los expertos utilizan el sistema UFED (Universal Forensic Extraction Device, en inglés) para analizar dichos dispositivos.

Uno de los objetivos de los pesquisas es determinar qué tipo de relación había entre la víctima y los acusados, más allá de ser vecinos del barrio.

El hecho fue descubierto el sábado por la mañana, en una casa ubicada en Moreno y Alberdi, en Campana, tras un allanamiento realizado en el marco de la búsqueda de Abbondanza, quien había sido vista con vida por última vez por su hija alrededor de las 17.30 del viernes, cuando sacó a pasear a su perro.

La adolescente se retiró a lo de su novio tras haber ido al colegio y regresó cerca de las 22.30, pero vio que su mamá no había regresado, que el perro tampoco estaba y que la casa se encontraba tal cual había quedado de la tarde.

Inclusive, el teléfono celular de Abbondanza que la mujer había dejado en su casa tenía varias notificaciones de las personas que quisieron comunicarse con ella.

Ante esa situación, la adolescente llamó a su padre, quien estaba separado de Abbondanza desde hacía unos años, porque le pareció raro que no había vuelto.

La búsqueda comenzó por el vecindario, pero nadie sabía nada y, luego de preguntarles a otros familiares y de haber recorrido los hospitales, a la medianoche fueron a la comisaría local para realizar una denuncia por «averiguación de paradero».

Tras el hallazgo, los efectivos aprehendieron a Chimineli y a sus padres.

En tanto, amigos y vecinos marcharon ayer por la tarde en la plaza Eduardo Costa de Campana y con aplausos pedían «justicia» por el crimen.

Entradas relacionadas

Dejar un comentario