Desbaratan una banda que hacía delivery de cocaína y paco

Una mujer de 38 años fue detenida este fin de semana junto a otros diez cómplices, acusada de liderar una red de venta de paco que orientaba a sus clientes a través de llamados telefónicos y mensajes de texto. La Policía asegura que llegaban a vender 500 dosis diarias de esa droga en las localidades de Tigre, Virreyes y San Fernando. En los siete allanamientos que realizó la Policía el sábado, también secuestraron marihuana, algunas tizas de cocaína y varios centenares de panfletos con números de teléfono celulares que los vendedores entregaban “como folletos” a sus potenciales clientes.

La cabecilla de la banda, según fuentes policiales, tenía hasta cinco puestos de venta a su disposición en todo momento y trabajaba como si fuera la telefonista de una central de atención al cliente : cuando recibía el llamado de un comprador, le indicaba uno de los lugares de venta y le avisaba al vendedor más cercano. A partir de ahí, también utilizaban un sistema de postas similar al de los secuestros exprés, por lo cual el comprador no sabía el lugar exacto de la transacción hasta último momento.

El comisario Jorge Nasrala, jefe de la departamental Conurbano Norte, contó que los vendedores cambiaban constantemente los lugares de entrega y los números telefónicos de contacto.

“En todos los lugares allanados, incluso donde no había drogas, encontramos unos papeles con números de teléfonos. Cada vez que los cambiaban, la mujer distribuía los papeles con los nuevos números a los vendedores y estos después se los daban a los clientes, como si fuera un folleto”, explicó.

La droga secuestrada era de baja calidad, pero según la Policía esta red tenía unos 100 clientes diarios y vendían más de 500 dosis de paco por día.

“El sábado secuestramos unas 600 dosis y creemos que ese era el stock listo para vender en un día”, señaló Nasrala.

En los allanamientos realizados el sábado en la Zona Norte del conurbano se secuestraron también cantidades de marihuana y cocaína, algunos elementos para cortar drogas, dinero, varios teléfonos celulares y una pistola Browning calibre 7,65 mm. El operativo fue ordenado por el Juzgado de Garantías 5 y la UFI especializada en Drogas Ilícitas de Tigre.

La cabecilla de la banda fue detenida junto a su marido, que al parecer era uno de sus vendedores. La mujer vivía en Zona Norte desde hace tiempo, pero aparentemente se había trasladado de Tigre a San Fernando por dificultades de logística . Según una fuente de la investigación, en una de las llamadas intervenidas la escucharon decir que “en Tigre las cámaras ya no me dejan trabajar”.

Aparentemente, los lugares de encuentro eran casas que iban cambiando constantemente, aunque también aprovechaban otro tipo de lugares poco transitados, incluido algún cementerio. “Curiosamente, una de las casas allanadas ahora ya había sido allanado por otro caso de drogas en 2006”, contó Nasrala.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Golpean brutalmente a una mujer de 81 años en una violenta entradera

Dom Abr 9 , 2017
Los robos violentos con delincuentes metiéndose en las casas en horas de la madrugada se hacen cada vez más frecuentes. Ayer ocurrió en pleno centro de Pilar cuando una mujer de 81 años fue sorprendida por ladrones que la golpearon brutalmente y le provocaron cortes en la cabeza, por los […]

Puede que te guste