A Cambiemos sólo le importa la Fiesta de la Flor para sacarse «selfies»

Todavía recuerdo cuando, de chica, mi mamá me vestía con las mejores ropas para visitar la Fiesta Nacional de la Flor. Apostarnos sobre Mateo Gelves para ver pasar las carrozas, porque en ese punto se juntaba menos gente que en la zona de la plaza. Sorprenderme con los arreglos florales o esperar ansiosa el día de la elección de la reina.

Era una fiesta que los escobarenses sentíamos como propia.

ffff

El tiempo –y algunos más interesados en hacer más negocios con los de afuera que en beneficiar a los de adentro- nos la quitó. La fiesta perdió su brillo y encanto: nos dejó de convocar porque empezó a darle la espalda al propio pueblo que, orgulloso, se identificaba con ella en el resto del país y el mundo.

Como hacía años no se palpaba en las calles, el pueblo de Escobar volvió a identificarse con la Fiesta Nacional de la Flor porque hubo, desde la gestión del intendente Ariel Sujarchuk, un compromiso serio de devolverle el prestigio perdido y la clara vocación de convocar a todos los sectores, sin distinción ni sectarismos, para ser parte de esta tradicional celebración popular.

La Fiesta pasó y las calles se despejaron de las multitudes que disfrutaron los shows musicales, el desfile de carrozas y los arreglos florales. Mientras juntamos el papel picado, seguimos trabajando por el crecimiento y desarrollo de nuestra Fiesta. Para que en 2017 sea mejor que en 2016.

ff-3

Por eso, acompañada por mis compañeros del bloque Peronismo que Hace y los concejales del Frente Renovador, voté con alegría la condonación de la deuda a la sociedad civil Fiesta de la Flor, la entidad de bien público que organiza la fiesta que nos representa ante el país y el mundo.

En el mismo sentido, me duele en el corazón y me indigna la mentira y la hipocresía de los dirigentes de Cambiemos -marionetas de Roberto y Leandro Costa- que no acompañaron esta trascendental decisión, pero que no perdieron oportunidad de sacarse la “selfie” de campaña con el funcionario nacional de turno que visitaba nuestra Fiesta.

Son los dirigentes de Cambiemos los que desde sus oficinas –varias, porque tienen cargos en todos lados- no gestionan a favor de la gente sino en beneficio propio. Por primera vez después de muchísimo años y muchísimas gestiones, el Gobierno Nacional no puso ni un peso en la Fiesta Nacional de la Flor, en una clara intención de vaciarla de contenidos y recursos económicos.

Son los dirigentes de Cambiemos los que se llenan la boca hablando de trabajar por Escobar, pero no son capaces, por mezquindad política, de respaldar con su voto a la fiesta popular de nuestro municipio.

Son los dirigentes de Cambiemos los que abandonan su caja de cristal cuando los llaman a “timbrear” casas amigas, pero no ponen el hombro –tal vez por miedo a romperse una uña- al momento de trabajar codo a codo con el pueblo para mejorar la realidad cotidiana de los barrios que todavía se embarran por las lluvias.

Patricia Durán
Concejal Peronismo Que Hace

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Escobar recobra su mejor Tiempo

Jue Oct 13 , 2016
Triste era la postal de los relojes deteriorados que habían detenido sus agujas en algún indeterminado segundo del pasado. Un paisaje urbano representativo de años de abandono por parte de las sucesivas administraciones municipales. La actual, sin embargo, ha decido restaurar y poner en valor los monumentos históricos, como parte […]

Puede que te guste