You are here
Penal Lo último Policiales 

Allanan el Penal de Campana por la violación de una nena de 7 años

La Justicia ordenó un allanamiento en el Salón de Usos Múltiples (SUM) de la Unidad 21 del complejo carcelario de Campana, en el marco de la causa que investiga la violación de una nena de 7 años que había asistido al penal junto a su madre para visitar a la pareja de ésta en octubre pasado.

El SUM es donde los presos reciben a sus familiares. Sin embargo, durante el allanamiento realizado el miércoles, Gendarmería también se llevó computadoras de la oficina y algunos elementos para continuar con la investigación.

En las visitas, lo normal es que ingresen familiares directos y luego, mediante audiencias, se maneja el tema de los de consanguinidad más lejanos y amigos, todo de acuerdo a la capacidad del SUM; y los menores deben tener autorización judicial. Según indicaron fuentes cercanas, en este penal las visitas entraban en masa, reuniéndose con los internos en pasillos, oficinas y patios debido a que el salón destinado para ello, suele estar rebalsado de gente.

Uno de los motivos centrales del allanamiento a cargo del fiscal Haedo fue la horrorosa situación se vivió en la cárcel hace poco más de un mes: durante la visita, una nena de 7 años fue violada por el novio de su madre, un interno del Pabellón 3.

La pequeña llegó al lugar y se sometió a la requisa sin problemas. Los agentes la vieron en perfectas condiciones, pero se retiró de la cárcel llorando y con muchas dificultades para caminar, según trascendió.

Al ver que algo había sucedido, antes de que abandone la cárcel, personal penitenciario detuvo a la madre y la indagó: la mujer, tratando de encubrir a su pareja, habría reconocido que fue violada, pero apuntó a su padre biológico, asegurando que el hecho había ocurrido afuera del penal.

Según revela la Agencia Nova, autoridades del complejo carcelario le habrían solicitado a la mujer que se retire junto a su hija, luego de llamarles la atención a los trabajadores por la indagatoria. Sin embargo, los penitenciarios se plantaron e insistieron en que la situación no podía quedar así.

Desde distintos penales, aseguraron que las irregularidades en las visitas son cosas de todos los días: “Para mantener a los reclusos apaciguados, los jefes permiten muchos más ingresos de los autorizados y le permiten una serie de beneficios, como por ejemplo el uso de celulares”.

Nota relacionada: SEGURIDAD EN EN LAS RIBERAS DEL PARANÁ: COMENZÓ LA COORDINACIÓN DEL OPERATIVO SOL

Related posts

Leave a Comment